Sede Social

La sede social se ha podido adquirir gracias al legado de D. Carlos Granizo López que dejó parte de sus bienes en herencia a la Congregación. Con esta ayuda y una hipoteca se pudo adquirir el local. En estos siete años se han hecho numerosas mejoras en la habitabilidad del local, ya que en un principio tan solo se contaba con un par de cuartos divididos por paneles prefabricados de aluminio y vidrio. Con la ayuda de varios congregantes que han colaborado en la ejecución y de las obras, y según lo permitían los presupuestos se han mejorado considerablemente estas instalaciones hasta conseguir un local adecuado a nuestras necesidades.